Tercera Conferencia 1998


conferencias primera segunda tercera cuarta quinta sexta séptima

Estructura y Gestión

La III Conferencia de Scouts de Andalucía, recogiendo la inquietud exixtente en diversos ámbitos de la Asociación en relación con la estructura asociativa y con los cauces y procedimientos de gestión,

Constata:

  1. Que, a nivel de las estructuras de Grupo no se produce una efectiva participación de los educandos mayores (Escultas y rovers) en los órganos de decisión, extremo este que aparece rcomendado en la Disposción Adicional Segunda de nuestros Estatutos y que nos han recordado los propios jóvenes a través del Foro Joven. Así mismo, los Rovers mayores de edad no cuentan con la posibilidad de participar en los foros asociativos externos a su Grupo, aunque fuera a título de observadores.
  2. Que existe una creciente preocupación en los Grupos al considerar que está muy limitada la autonomía de gestión y administración de sus recursos económicos.
  3. Que existen idefiniciones en la consideración del Consejo de Grupo como máximo órgano de decisión en el Grupo, según establece el artículo 46.1 del Reglamento Interno de la Asociación, presentándose, incluso, en algunos csos conflictos de competencias entre el consejo de Grupo y la Asamblea de Grupo, considerándose que no están definidas algunas de las demás competencias del Consejo de Grupo en nuestra normativa.
  4. Que la actual estructura de las Delegaciones no satisface las expectativas de sus miembros, condierándose ineficaz.
  5. Que las denominadas Zonas, que en ocasiones se utiliza para designar alternativamente a las Delegaciones, está obsoleta y se presta a confusión con órganos diferentes que antiguamente tenían ese nombre.
  6. Que las competencias atribuidas al Delegado/a tienen un escaso contenido, especialmente en lo relativo al conocimiento real de los Grupos de su demarcación, al tiempo que la figura de los Representantes de Grupos ante el Consejo Scout de Andalucía está débilmente sustentada en la normativa, lo uqe conduce a la ignorancia de sus funciones, en muchos casos, y a la inoperancia en la mayoría.
  7. Que representa un sentir generalizado, y consecuentemente, una necesidad de hecho el que los Delegados/as sean elegidos por los Representantes de los Grupos de su demarcación, aunque por ostentar la representación territorial de la Asociación, deban ser tatificados en el cargo or un Órgano Asociativo suficientemente representativo de ésta.
  8. Que, igual que los restantes cargos electos, los Delegados/as deben estar sometidas a la posibilidad de una moción de censura, que contempla el Artículo 94.1 del Reglamento Interno de la Asociación para otros cargos.
  9. Que la enunciación de funciones de la Delegación que recoge la normativa interna no contempla, con suficiente separación de otros conceptos, la competencia promordial de la Delegación, como órgano garante de la buena marcha de los Grupos de su demarcación y promotor de la creación de nuevos Grupos.
  10. Que los Delegados/as territoriales, desde el momento en que son miembros activos y participes del Escultismo en su ámbito, a la vez que prepresentantes de la Asociación, quedan innecesariamente excluidos de la toma de decisiones en el consejo Scout de Andalucía, en el que partician sin voto.
  11. Que es generalizado el sentir de que la estructura del consejo Scout de andalucía no se edecua a la realidad asociativa, en que cuantos participan debe sentirse debidamente representados y representativos.
  12. Que se aprecia una incoherencia entre la constitución de la Asamblea Scout de Andalucía y los restantes órganos asociativos.
  13. Que se vienen desarrollando diversas labores de dirección de servicios asociativos y se conoce en la práctica la labor de lo que denominamos Equipo General, pero no se han fijado en las normas internas las funciones que tienen encomendadas, ni siquiera a título enunciativo.
  14. Que no tiene sustento la figura del censor de cuentas, que en toda Entidad similar existe y está adecuadamente respaldado, al máximo nivel.
  15. Que, con frecuencia, no se dispone de la suficiente y adecuada información previa a las reuniones en las que deben debatirse cuestiones importantes.

Como consecuencia de esas constataciones la Conferencia considera que deben adoptarse las medidas necesarias para subsanar las dficiencias señaladas, y en concreto.

Proponemos:

  1. Recomendar a los Grupos de la Asocación que los Escultas y rovers estén representados en el Consejo de Grupo en aquellas reuniones, o partes de las mismas, en que se vayan a tratar temas relativos a sus respectivas Secciones, siempre que no versen sobre materias de diseño de programas educativos, asuntos de régimen disciplinario u otros que pudieran perjudicar a su proceso educativo.
  2. Elevar a todos los órganos competentes la propuesta de que se realicen las modificaciones normativas precisas para la efectiva particpación de los Rovers mayores de edad en todos los Foros Asociativos externos a su Grupo, en los términos antes expuestos para no perjudicar a su proceso educativo, sin que ostenten la representación del Grupo y contanado siempre con la aprobación de su Consejo de Grupo.
  3. Que se modifiquen las normas necesarias para reeforzar la indudable autonomía de gestión y administración de sus recursos económicos para los Grupos, eliminando todo tipo de obstáculos burocráticos a su funcionamiento y sin que deban constituirse en Asociación por sí mismo.
  4. Que se recojan expresamente, entre las competencias atribuidas al Consejo de Grupo, las siguientes: 'Tomar la última decisión en los asuntos que atañen al Grupo. Potenciar la participación activa del Grupo en la vida de la Asociación y Delegación, especialmente en las ocasiones de servicios a la comunidad. Evaluar, aceptar y/o denegar las candidaturas de Scouters. Determinar los lugares de realización de las actividades. Elegir los posibles educadores de apoyo para las distintas actividades dentro del Grupo'.
  5. Que, sin perjuicio de que no se considera conveniente la constitución de las Delegaciones como Asociaciones independientes, se deben introducir mejoras, tendentes a descentralizar las competencias de gestión y representación; reforzando así la identidad de las Delegaciones.
  6. Que se suprima, en todos los documentos asociativos, el término 'Zona', y se emplee para ello, como única denominación 'Delegación'.
  7. Que los elegados asuman, junto a sus competencias, las que tienen establecidas los Representantes de Grupos ante el Consejo Scout General, suprimiendose estos últimos, manteniéndose la denominación de 'Delegado' para el nuevo cargo que resulta de esta readscripción de funciones y adapttándose a esta situación toda la normativa interna de la Asociación.
  8. Que los Delegados/as sean elegidos por la Asamblea de Delegación, ramificándose su nombramiento por el Consejo Scout de Andalucía.
  9. Que se modifique las normas internas, incluyendo la posibilidad de que los Delegados/as sean relevados de su función mediante una moción de censura ante la Asamblea de Delegación que los eligió.
  10. Que se refleje expresamente en las normas internas, como competencia primordial de la Delegación, la e 'facilitar la buena marcha de los Grupos de su demarcación y la creación de otros nuevos, a través de la puesta en marcha de servicios internos y la gestión de apoyos y ayudas externas convenios, presencia social, etc.)'.
  11. Que se reconozca normativamente el derecho al voto de los Delegados en el consejo Scout de andalucía, si tuvieran atribuidas las funciones a que se refiere el punto 7 anterior.
  12. Que el consejo Scout de andalucía se adapte a la siguiente composición: Presidente/a Scout de Andalucía. Secretario/a General. Tesorero/a General. Delegados/as Territoriales. Ayudantes del Presidente y/o Responsables de los Servicios Asociativos Generales, con voz y sin voto. Un/a representante de la Escuela I.M.
  13. Que la Asamblea Scout de Andalucía quede regulada contemplando la posibilidad de aumentar un delegado más por cada grupo que exceda de 80 en la Asociación, y que se incorpore un/a representante de la Escuela I.M.
  14. Que se recoja, en el Reglamento Interno, la descripción de las principales funciones de los Ayudantes del Presidente y de los responsables de los Servicios Generales.
  15. Que se incluya en las pertinentes normas la función de los censores de cuentas nombrados anualmente por la Asamblea Scout de Andalucía.
  16. Que se modifique el Reglamento Interno de la Asociación en el sentido de que sea preceptivo el incluir, junto a la convocatoria de reuniones de Consejo Scout de Andalucía, el orden del día de la reunión y la documentación precisa para su adecuado tratamiento.

Así mismo proponemos que se realicen todas las modificaciones necesarias, en la normativa interna de la Asociación, para la correcta y coherente aplicación de las anteriores propuestas.