Tercera Conferencia 1998


conferencias primera segunda tercera cuarta quinta sexta séptima

Programas Educativos (4)

El Programa Educativo de Scouts de Andalucía

El Programa Educativo de Scouts de Andalucía recoge las orientaciones que la Asociación debería asumir y adecuar a sus realidades concretas, en coherencia con nuestra Cata de Comprmiso, la persona que queremos y el modelo de Sistema Educativo que se ha desarrollado. Por lo tanto, no posee carácter normativo sino orientativo de la acción educativa en las distintas secciones del grupo scout. Aspira, en consecuencia, el ser el referente básico o punto de partida de la acción educativa en la Asociación que nos identifique como ASDE.

Los elementos del Programa Educativo de Scouts de Andalucía son:

  1. Objetivos Educativos de cada Rama.
  2. Contenidos. Áreas y Ámbitos Educativos.
  3. Método. Metodología. Progresión Personal.
  4. La Evaluación.

El punto de partida de nuestro diseño educativo se ecuentra en la persona que queremos y en las grandes finalidades educativas recogidas en la Carta de Compromiso de Scouts de Andalucía.

La persona que queremos es una persona íntegra, capaz de relacionarse convenientemente con el mundo en el que vive para que, a través de una actitud de compromiso, pueda llegar a mejorarlo.

  • una persona libre, cpaz de ser dueña de su propio destino.
  • una persona crítica, capaz de reaccionar ante las personas, y situaciones que supongan manipulación o agravio para ella o los demás.
  • una persona sociable, veraz y respetuosa.
  • una persona que perfeccione con y para los otros en constante actitud de servicio.
  • una persona consecuente que asuma sus principios y creencias como opción de vida y las manifieste en su acción.
  • una persona responsable y comprometida que trabaje activamente por la transformación de su entorno.

Las finalidades educativas recogidas en la Carta de Compromiso de Scouts de Andalucía se concretan agrupados en cinco aparados:

  • Definición educativa de ASDE.
  • Nuestra opción educativa.
  • Nuestro Compromiso Social.
  • Nuestra actitud hacia el medio ambiente.
  • Nuestra acttitud espiritual.

A partir de estas finalidades educativas y de la persona que queremos desarrollar los objetivos educativos en términos de cpacidades. Estos objetivos abarcan la integridad de la persona y para facilitar su logro se concretan en unos objetivos generales por ramas. Para trabajar estos objetivos en las secciones, es necesario delimitar unos contenidos eduativos, los cuales son asociados en ámbitos eductivos.

Objetivos educativos generales para cada Rama

El Programa Educativo de Scouts de Andalucía debe responder a unos ojetivos educativos a alcanzar en los jóvenes,niños y niñas que se acercan a nuestra Asociación. Estos objetivos deben estar formulados en términos de capacidades a desarrollar y responden a las grandes finalidades educativas plasmadas en el Compromiso Asociativo. A su vez objetivos deben estar formulados de forma progresiva y adaptados a cada una de las secciones.

Castores

Como resultado de los aprendizajes experimentados por los/las castores, al finalizar sus vivencias en la colonia, y de cara integrarse adecuadamente en la manada, estos serán capacidades de:

  • Adquirir un nivel de autoestima y seguridad suficiente para valerse en el desarrollo de la vida cotidiana y de la Sección, conforme a las posibilidades personales, empleando las propias aptitudes, aceptando las limitaciones y apoyándose en los Educadores Scouts para resolver las necesidades en las que encuentras especial dificultad.
  • Mostrar una actitud positiva de conocimiento, cuidado e higiene hacia el propio cuerpo, desarrollando una coordinación y expresión adecuadas.
  • Contemplar con curiosidad las características y propiedades elementales del entorno más próximo para saber esenvolverse en él.
  • Relacionarse de forma constructiva con la familia y los iguales respondiendo con actitudes positivas de cooperación, aceptando las orientaciones de los adultos.
  • Observar con curiosidad el entorno(familiar, social y cultural), reconociendo en él pistas para potenciar las primeras creencias.
  • Observar y aplicar las actitudes y costumbres de la vida y convivencia cotidianas, apreciando los valores de éstas, y los recogidos en el Espíritu Scout.
  • Adquirir destrezas y habilidades que posibiliten un desenvolvimiento adecuado en su entorno natural.
  • Iniciarse en el uso responsable de los productos de consumo.

Lobatos

Como resultado de los parendizajes experimentados por los/las lobatos, al finalizar sus vivencias en la manada, y de cara a integrarse adecuadamente en la sección scout, estos serán capaces de:

  • Enriquecer los conocimientos, destrezas y actitudes adquiridas en la colonia (dominio corrporal socializción, cooperación, autonomía,...) para poder actuar conforme a sus características personales con creatiidad.
  • Desenvolverse con confianza en sí mismo, participando en los grupos a los que pertenece, y aceptando la ayuda de otras personas.
  • Preocuparse por el cuidado del cuerpo desarrollando hábitos de higiene y alimentarios practicando actividades físicas y evitando conductas perjudiciales para la salud.
  • Descubrir, a través de sus experiencias, la importancia del medio ambiente, necesario para el desarrollo de la vida, participando en su conservación.
  • Establecer relaciones enriquecedoras con personas de diferente sexo y edad confiando en ellas, asumiendo las normas de comprtamiento que median en sus relaciones y separando prejuicios discriminatorios por características personales, menteniendo una actitud de apertura hacia su entorno más próximo (colegio, manada, etc.)
  • Conocer los aspectos más característicos de sus propias creencias espirituales/religiosas, y la importancia que tiene su vida (familiar, social y cultural) y en las de los demás.
  • Analizar las actitudes y costumbres de la convivencia en su entorno, sabiéndose coportar conforme a ellos y a los valres del Escultismo.
  • Analizar y valorar los productos de consumo para su consumo para su uso responsable.

Scouts

Como resultado de los aprendizajes experimentados por los scouts, al finalizar sus vivencias en la tropa, y de cara a integrarse adecuadamente en escultas, estos serán capaces de:

  • Enriquecer los conocimientos, destrezas y actitudes adquiridos en la manada (dominio motor, identifiación sexula, aceptación de normas grupales, etc.) para poder actuar conforme a sus características personales con creatividad.
  • Aceptar y desarrollar las diferentes características personales y grupales respetando, desde una actitud de armonía y apertura a las normas comunes aceptadas por todos, especialmente en la patrulla.
  • Interesarse por el bienestar físico y mental, conociendo los fatores que influyen en ellos, fomentando la actividad física y evitando aquellas conductas perjudiciales para la salud.
  • Disfrutar del medio ambiente y distinguir las situaciones de peligro, además de valorar su importancia, llevando a cabo acciones de protección, conservación y enriquecimiento del mismo.
  • Interesarse por las relaciones con los demás mostrando una actitud de colaboración con los iguales, descubriendo los principales valores de la familia y el papel de cada individuo dentro de la sociedad, teniendo en cuenta sus elementos culturales y la problemática de éstos.
  • Descubrir los sentimientos, actitudes religiosas y/o creencias basados en los diferentes hechos e instituciones presentes en su entorno familiar y sociocultural.
    *Analizar las actitudes y costumbres de la convivencia en una sociedad en una sociedad pluralista sabiéndose comportar conforme con ellos y a los valores del Escultismo, según el sentido que adquieren en la sección scout.
  • Valorar personalmente lo que el Escultismo contribuye al propio desarrollo en cuanto a factores físicos, intelectuales, afectivos, interpersonales y de inserción y actuación en el medio sociocultural y diario a conocer.
  • Reflexionar sobre los modos y hábitos de consumo y desarrollar frente a éstos una capacidad crítica basada en los valores del escultismo.
  • Desarrollar las capacidades necesarias paradesenvolverse con autonomía en su entorno habitual adquiriendo para ello las técnicas, habilidades y conocimientos adecuados.

Escultas

Como resultado de los aprendizajes experimentados por los/las escultas, al finalizar sus vivencias en la unidad, y de cara a integrarse adecuadamente en rovers, éstos serán capaces de:

  • Enriquecer los conocimientos, destrezas y actitudes adqiridas en la sección scout (descubrimiento de yo, curiosidad sexual, valor de la amistad, etc.), para poder actuar libremente conforme a sus características personales, con creatividad.
  • Tomar conciencia de la actitud personal en relación con los demás, asumiendo sus posibilidades y limitaciones.
  • Asumir los cambios físicos que se están produciendo en el propio cuerpo preocupándose por mantenerlo saludable, apreciando las consecuencias y peligros de las conductas nocivas para sí y su entorno comprendiendo que la higiene, la limentación equilibrada y las actividades físicas son la mejor ayuda para fortalecerlo, adquiriendo una estructura corporal adulta que le lleva al dominio del mismo.
  • Participar en la protección y mejora del medio ambiente, una vez analizado el futuro del mismo.
  • Desarrollar una actitud reflexiva y crítica en las relaciones familiares y con los demás, comprendiendo los otros puntos de vista y transmitiendo el propio.
  • Reflexionar sobre las distintas creencias, hechos religiosos (en el entorno y en la historia) respetándolos y dialogando sobre los distintos sentimientos y opiniones que de estos surjan.
  • Aceptar los principios y actitudes ético-cívicas que rigen la convivencia y conjugarlas con los valores del escultismo con el sentido que adquiere en la sección esculta.
  • Analizar los interrogantes profundos del ser humano y buscar respuestas coherentes, permaneciendo abiertos a distintas alternativas que encontremos en el entorno, compañeros, sociedad, etc.
  • Conocer y valorar los aspectos más relevantes de las leyes e instituciones (derechos humanos, constitución española, estatuto de autonomía, recomendaciones medio ambientales, etc.). Que infuyen en el desarrollo de las sociedades, analizando sus problemáticas.

Rovers

Como resultado de los aprendizajes experimentados por los/las rovers, al finalizar sus vivencias en el clan/comunidad, estos serán capaces de:

  • Enriquecer los conocimientos, destrezas y actitudes aduiridos en la unidad esculta por medio de la comunidad rover para actuar libremente y con creatividad en todos los aspectos de la vida según sus características personales y el compromiso scout adquirido.
  • Aceptarse a sí mismo, timando conciencia de las propias posibilidades y limitaciones, potenciando la autoestima personal y grupal, para desenvolverse en la vida, en las relaciones afectivas, en la prestación personal y en la opción vocacional.
  • Cuidar el propio cuerpo, advirtiendo los bneficios que aportan los contactos con la naturaleza y los hábitos de la actividad físic, higiene y buena alimentación, así como los prejuicios de las conducatas nocivas (recomendación sobre educación para la salud).
  • Experimentar la vida en armonía con la naturaleza desenvolviéndose en ella con soltura, respetando y apreciando la belleza de sus elementos, velando por su conservación, estudiando la incidencia de los avances científicos y tecnológicos, analizando sus consecuencias, tanto desde el punto de vista de la mejora de la calidad de vida como posible deterioro del medio ambiente y fomentando su mejora.
  • Enriquecerse con las relaciones failiares y las de los demás, manifestando una actitud de apertura, respeto y ayuda, superando los rejuicios y las discriminaciones culturales, sociales o personales, potenciando el aceso a los elementos culturales propios y externos de cara a fomentar la hermandad mundial.Reconocer los diferentes grupos y hechos religiosospresentes en la historia y en la cultura, así como la influencia de sus mensajes, siendo consciente del grado de identificación con ellos, valorando y dialogando con los distintos enfoques ético-morales, sistemas de creencias y confesiones.
  • Aceptar reflexivamente y aplicar de manera objetiva en la vida cotidiana las opciones que mejor favorezcan el propio desarrollo integral como persona, incluyendo tanto las exigencias morales derivadas de los principios y actitudes ético-cívicos que rigen la vida y la convivencia en la sociedad pluralista (respeto a personas y cosas, solidaridad, justicia, paz, libertad...), como los valores recogidos en el Espíritu Scout según el sentido que adquiere en la rama.
  • Analizar los interrogantes profundos del ser humano y buscar respuestas coherentes permanciendo abierto/a a las difrentes creencias, adquiriendo capacidades para aceder a la propia interioridad y valiéndose de las vivencias cotidianas y de marco natural; descubriendo la importancia del propio ser con todas sus posibilidades -de expresión y relación-; y valorando la dignidad humana.
  • Interesarse por el mundo que nos rodea y comprometerse a su mejora, valorando críticamente las distintas problemáticas existentes, a partir del conocimiento y análisis de diferentes documentos (Derechos Humanos, Constitución, revistas, etc.), así como de su experiencia en relación con el entorno.
  • Saber observar, criticar y utilizar los contenidos provenientes de las diversas fuentes de información, evitando los estereotipos sociales y las modas impuestas por la sociedad de consumo.
  • Valorar personalmente lo que en el Escultismo ha contribuido al pleno desarrollo de su personalidad comprendiendo la oferta educativa que el Movimiento Scout brinde a la sociedad y dándola a conocer.
  • Adoptar una actitud de continua atoformación para ser una persona cada día más completa, poniendo todos los conocimientos, destrezas y valores personales al servicio de los demás.

Áreas y Ámbitos Educativos. Contenidos

Es sabido que el Escultismo pretende la educación integral de la persona. Por esa razón tradicionalmente su acción educativa se ha venido apoyando en las denominaciones Áreas de desarrollo quehacen referencias a las vertientes a atender en el sujeto para preservar el carácter integral de su formación. Podríamos considerarlas, a un tiempo, referentes e indicativos de la dirección seguida por la tarea educativa.

De las cuatro áreas clásicas: Carácter, Física, Habilidad y Servicio hemos pasado a las de Desarrollo Intelectual, Desarrollo Físico, Desarrollo Espiritual (Valores) y Desarrollo Social. Últimamente la propuesta de la Oficina Europea, rotulada RAP, propone como áreas las de Desarrollo físico, intelectual, afectivo, social y espiritual, y aporta la novedad de que todos ellos facilitan el de la prsonalidad (carácter). Tanto la propuesta RAP como la aportada en primer lugar tienen algo en común, descabalgan las habilidades como área concreta de desarrollo personal.

----

Las cinco áreas de desarrollo de la propuesta RAP son:

Intelectal

Dirigida al desarrollo pleno del pensamiento, la creatividad y la imaginación, la capacidad crítica y autocrítica, para enfrentar situacines y problemas.

Social

Coducente a la asunción y ejercicio de actitudes sociales positivas y al logro de un compromiso activo con su entorno potenciando el cambio social.

Física

Promotora de un desarrollo armónico del cuerpo en todos sus aspectos, al tiempo, que la adopción de hábitos de conducta saludables que colaboren en ello.

Afectiva

Armonizadora de las anteriores puestas en relación y tendente al desarrollo de la afectividad a la formación de un autoconcepto positivo desde el que alcanzar el equilibrio personal para poder establecer relaciones satisfactorias con el entorno.

Espiritual

Orientada a inculcar y potenciar valores éticos, estéticos y religiosos/espirituales, en su caso, así como el compromiso necesariopara ponerlos en práctica.

----

Todas las clasificciones de áreas de desarrollo solo intentan facilitar la labor de los educadores scouts, pero desde la óptica de integridad que pretende la educación, su existencia o uso no es esencial pero sí útil. Por ello, y atendiendo también a su tradicional presencia en nuestra metodología, deben conservarse como referencia.

Para facilitar la labor educativa de los scouters, se considera necesario articular otras 'áreas intrumentales' que sirvan de apoyo y referencia directa a los contenidos y posibiliten la identificación de grandes bloques de trabajo (los ámbitos educativos) en torno a un centro de interés personal y colectivo.

Los ámbitos educativos en que trabajaría el Escultismo de Scouts de Andalucía de forma integrada serían los siguientes:

  • Educación en los valores cívicos y morales.
  • Educación para la paz y el desarrollo.
  • Educación para la salud y el crecimiento afetivo-sexual.
  • Educción para la igualdad de oportunidades, de integración y la inserción laboral de los jóvenes.
  • Educación ambiental.
  • Educación en la espiritualidad.
  • Eduación en el consumo responsable y uso adecuado adecuado de las Nuevas Tecnologías.
  • Educación vial.
  • Dimensión internacional del Escultismo.

En cada uno de estos ámbitos las Asociación y/o grupos podrán definir, a partir de los objetivos educativos para cada rama, qué contenidos y qué actividades básicas son adecuadas para cada uno de los tramos de edad en que se divide la acción educativa del Escultismo dentro del Grupo Scout.

La educación en los valores cívicos y morales, por su importancia y trascendencia en el Escutismo, cruzaría a todos los ámbitos, pues resulta patente que cualquier actividad propuesta posee una carga valórica definida.

Por otro lado la dimensión internacional del Escultismo quedaría como un enfoque transversal que cruzaría igualmente a los ocho anteriores, puesto que en todos ellos se pueden proponer actividades que peritan un tratamiento internacional.

Como podemos fácilmente inferir los ámbitos propuestos concretan aún más las áreas/dimensiones clásicas de desarrollo sin contradecirlas, facilitaando de esta forma la acción educativa.

Los ámbitos educativos se trabajan a partir de la formulación de contenidos educativos. Éstos,responden a la pregunta ¿en qué educar? y serían los que se trabajaría en las actividades scouts de nuestras secciones. Estos contenidos son de tres tipos:

  1. Los conceptos que el educador scout facilita. Es decir, información valiosa que el niño/a o joven necesit para su normal desarrollo.
  2. Las habilidades. Que son destrezas a aprender y poner en práctica. El scout las desarrollará en función de sus centros de interés y necesidades.
  3. Las actividades. Que forman parte de la personalidad y que se construyen a partir de las interiorización de valores y normas que debemos ofrecer y hcer ver a los niños/as y jóvenes, los cuales quedan expresados en los Principios, Ley y Promesa Scout.

Desarrollo de los Ámbitos educativos

La Educación en valores morales y cívicos constituye un ámbito educativo que da entidad a todos los demás. Es indudable que cualquier actividad que propongamos dentro del Programa de Sección, independientemente del ámbito que principalmente trabaje, transmite unos valores, unas normas, en definitiva, unas actitudes que el scout interioriza y que se encentra a la base de su personallidad; lo que justificaría el carácter transversal de este ámbito. En el proyecto de interiorización de los valores el edcador scout tiene un papel especial, principalmente con sus actitudes, que actúan como ejemplifiadoras delos valores a desarrollar.

La Promesa y la Ley Scout es la fuente donde se ecuentran implícitos los valores del Movimiento Scout. Estos inciden en la libre aceptación de deberes y el respeto a las normas; pero van más allá de estos mínimos al promover valores como la hermandad, el servicio y la entrega a los demás,la cortesía, la sencillez, la austeridad, la resonsabilidad, la autoformación, la tolerancia, solidaridad, etc.

La educación scout es intencional, cree en unos valores, en un modelo de mundo y actúa en consecuencia. Por ello se ofertan a los jóvenes como una propuesta concreta que les hacemos para promover su autonomía moral.

Cada actividad scout, cada prpuesta de acción, está impregnada de unos valores que deberemos explicar. No se trata únicamente de proponer unos valores en sus acciones cotidianas y a desarrollar su cpacidad para establecer un razonamiento moral, un juicio moral autónomo. Los educadores scouts deben ser capaces de hacer explícitos los valores que hay detrás de un conflicto, qué valores se han tenido en cuenta a la hora de tomar una decisión, o qué valores vulnera, por ejemplo, un determinado hecho que criticamos.

La existencia de una escala de valores es una incitación constante al replanteamineto y justifica el esfuerzo de individus, grupos y naciones a lo largo de la historia por superar la esclavitud, la pobreza, la injusticia social, el desequilibrio ecológico... Es más fácil afirmar la existencia de un orden jerárquico en los valores. Es cierto que tales escalasno son fijas, pero precisamente someterlas a examen critico, ejercitarnos en distinguir lo más importante de lo menos, es irrenunciable de quienes pretenden conducir su vida de forma responsable.

La educación en valores es experimental, vivencial, comunicativa. Por tanto, los educadores scouts hemos de estar atentos a los valores que se viven en el dia a día de la sección, así como a nuestras actitudes en el grupo. A qué cosas damos imprtancia ay a cuáles no, por qué logros elicitamos a nestros niños y jóvenes, ante qué nos entusiasmamos... En cada juego, en cada taler, estamos educando en valores a través de actitudes: cooperación o individualismo, generosidad o egoísmo, optimismo o pesimismo... Como educadores, debemos hacer un análisis de los valores scouts y actuar coherentemente.

La educación en valores dentro del Escultismo se hará de forma progresiva atendiendo al estado evolutivo del niño/a y joven, comenzando ya desde la edad de castores, de forma que sea a la edad de escultas cuando llegue a manifestar una actitud reflexiva y crítica en las relaciones con los demás, manifestando su propio punto de vista, pero a la vez, atendiendo y comprendiendo el de los demás. Esto le llevará a conocer sus posibilidades y limitaciones tomando conciencia que es un ser en continuo cambio. Todo lo cual contribuirá a que el rover se acepte como persona y posea un buen nivel de autoestima, alcanzando una interiorización plena de los valores scouts expresados en una actitud constante de apertura hacia los demás, respeto por todo lo que le rodea y ayuda altruista a quien lo necesita.

El aprendizaje y la adquisición de valres son básicos en la construcción de un ser armónico y plenamente integrado en la sociedad. Por ello, desde la sección de castores debemos favorecer una relación con el entorno y la adquisición de normas de convivencia básicas, así como facilitar que expresen sus ideas y sentimientos. De forma que los obatos acepten esas normas de comportamiento que le supongan una convivencia y unas relaciones humanas enriquecedoras. Lo que indudablemente llevará al scout a desarrollar un espíritu de colaboración que le permita descubrir valores positivos y su papel dentro de la sociedad, asumiendo los principios los prncipios y valores scouts, y actuando en consecuencia.

1. Educación para la Paz y el Desarrollo


Este ámbito educativo trata de recoger a grandes rasgos todo lo que tiene que ver con los derechos y libertades humanas como vía de acceso a una convivencia pacífica, que es, al fin y al cabo una de las metas que se propone el Escultismo.

De este modo, debemos partir de varias generalidades que nos leven a diferencar los hechos concretos en cada una de ellas. Así, términos como 'diálogo','toleerancia', 'solidaridad', 'cooperación' o 'trabajo en equipo' no deben ser ajenos a este ámbito en cualquiera de sus interpretaciones, ya sean culturales sociales o de las propias relaciones personales.

Partiendo de que creemos en la idea del diálogo como medio para la solución de conflictos, proponemos comenzar respetando a la persona que habla como norma basica de comunicación, pasando mas adelante a valorar y ser crítico con las opiniones ajenas sin olvidarnos qué cuestiones como la aceptacón de las normas del juego, la libre participación y desenvolverse con confianza en su entorno, entrarian también dentro de ete marco de la comunicación, sobre todo lo que se refiere a nuestros educandos más jóvenes.

No menos importancia tiene la realidad que nos rodea, ya sea social o cultural. En un primer lugar y por cercanías, nos encontramos con la propia cultura y la realidad social. Así, mientras que para los integrantes de una Manada u una Scción Scout en sus primeras etapas lo importante sería el respeto por las distintas manifestaciones de la propia ulltura y un conocimiento básico de otras realidades más o menos cercanas. Sepasaría más tarde, y en lo que se refiere a las secciones intermedias, a valorar la riqueza que nos aporta tanto la nuestra como otras manifestaciones sociales y culturales; por último se debería alcanzar un desarrollo personal a través de las diferentes realidades externas. Hay que tener en cuenta que en todo lo mencionado hasta ahora nos encontraríamos implícitos valores como la toleranca y solidaridad en s sentido más amplio y como elemento de cohesión.

Para finalizar, únicamente tendríamos que destacar las acciones encaminadas al fomento del voluntariado entre nuestros miembros más mayores, en todo lo referente a actuaciones de cooperación.

Es evidente que todas esta justificación viene a enriquecerse de una manera notable con las aportaciones que desde nuestros propios grupos scouts podamos hacer a través de unos contenidos educativos y su puesta en práctica, coherentes tanto con la edad del/la scout como con sus propias posibilidades, adaptando estas propuestas en la forma más adecuada.

2. Educación para la salud y crecimiento afectivo sexual

Nuestro cuerpo es el soporte imprescindible para el desarrollo completo de nuestras capacidades. Depende de su cuidado y uso, que podamos potenciar estas cpacidades intelectuales y físicas al máximo. Para ello debemos aprender su funcionamiento y como conservarlo en las mejores condiciones, y así comprender su proceso de cambio y su sexualidad, y adquirir una actitud de respeto a los demás y sobretodo a nosotros mismos.

La educación para la salud es un proceso progresivo qe se debe comenzar desde pequeños utilizando los hábitos como herramientas edcativas. A castores y lobatos podemos enseñarles la apariencia externa, funcionamiento y cuidado del cuerpo; fomentando el respeto hacia los demás cualquiera que sea su sexo. También fomentaremos la participación en actividades físicas (deportes, gimnasia, etc.) que les ayudará a empezar a conocer ss limitaciones, así como hábitos de higiene y una alimentación equilibrada que les ayudará a sentirse bien.

En la sección scout, los cambios físicos y psíquicos que sufren deber ser conocidos y aceptados como algo natural, aprendiendo qué factores les perjudican, y seleccionando aquellos hábitos saludables y rechazando los nocivos (drogas, alcoholismo,etc.).

Los escultas y rovers deberían profundizar en las consecuencias de los hábitos nocivos para la salud, conociendo sus consecuencias y por lo tanto tomando una postura crítica. También en estos estadios evolutivos dberían valorar las posibilidaes y limitaciones del propio cuerpo, timando conciencia de sus continuos cambios, considerando el grado de equilibrio necesario que favorezca su desarrollo integral. Asimismo, deen conocer los programas sanitarios que en materia de prevención de enfermedades de transmisión sexual y control de la natalidad existen en la actualidad.

Superando posturas de angustia, temor, censura, frivolización, ignorancia, omisión, etc., adoptamos un enfoque integrado y positivo de una dimensión de una dimensión tan humana de la persona como es la sexualidad.

Efectivamente, la educación de la sexuaidad humana no es una acción especial, añadida o limitada; debe ser progresiva e insertarse día a día en una edcación global de la persona, que supera los aspectos meramente informativos (también necesarios) sobre la genitalidad, para pasar a encuadrarse dentro del desarrollo afectivo de la persona total, que tiene capacidad de amar y valorar éticamente sus acciones.

La sexualidad debe ser bien educada, motivo de alegría, salud y equilibrio. Como colaboradores de la familia, los/las scouters favorecen la educación afectivo-sexual con una adecuada formación en el tema y con su actitud personal.

3. Educación para la igualdad de oportunidades, la interación y la inserción laboral de los jóvenes

La desigualdad de oportunidades educativas y socio laborales por razones de minusvalía física o psíquica, raza, sexo o condición social y la dificutas de los jóvenes para acceder al mundo laboral, constituyen problemas fundamentales de la realidad social de nuestro entorno. El Programa Educativo de Scouts de Andalucía persigue integrar en su proceso educativo a cualquier persona sin discriminación alguna, participar en su formación integral y facilitar en la medida de nuestras posibilidades su inserción social laboral.

A. Educación para la integración y la igualdad de oportunidades:

Apostamos por un tipo de educación que desarrolle la conciencia de igualdad entre todas las personas, para evitar situaciones de discriminación por razones de minusvalía, raza, condición social o sexo, y que promueva actitudes de comprmiso social que favorezcan en la comunidad que nos rodea este tipo de conciencia.

La sociedad está asumiendo en su conjunto la necesidad de articular programas de integración en ella misma de todas las personas, sin discriminación alguna. Asumimos nuestro compromiso y proppugnamos un tipo de educación que defiende las ideas de:

  • que integrar en Scouts de andalucía es hacer una propuesta educativa estructurada y coherente, independientemente de su munusvalía física o psíquica, raza o condición social.
  • que son la totalidad de los individuos para los que el Escultismo es una adecuada propuesta de desarrollo personal.
  • y que debemos ser conscientes de nuestra propuesta de desarrollo personal, así como de la existencia de otras organizaciones y asociaciones que intervienen como colectivos específicos con herramientas y medios más adecuados que los nuestros.

Consideramos que el camino a seguir para llevar a cabo la integración en el Escultismo de cualquier persona debe caracterizarse por poseer senderos educativos concretos, reales y adaptables, que permitan a cada Grupo Scout analizar, debatir, consensuar y trabajar responsablemente en la integración.

Sugerimos las siguientes pautas de trabajo para permitir abordar el tema de la integración en el Grupo Scout:

  • Asumir la cultura de la integración como un proceso para el cambio y la mejora, desde la participación, inserta en un proceso educativo que implica compromisos, y que es evaluable desde el concepto de diversidad de las personas.
  • Realizar un análisis de situación previa del Grupo, siendo consciente de las limitaciones que poseemos y de aquello que queremos conseguir eneste campo.
  • Sensibilizar y formar a los educadores scouts en este campo.
  • Formular y asumir compromisos factibles, reales y adpatados a las necesidades y particularidades de cada Grupo y persona.
  • Modificar aquellos elementos estructurales, eduativos, formativo, incluso arquitectónicos, que impidan llevar a cabo nuestra acctuación en este ámbito, para que llegue a todos aquellos que lo deseen sin que existan 'barreras'.
  • Sensibilizar e icorporar a todos los scouts del Grupo al proceso de cambio, ya que todos ellos son protagonistas de la integración y los directores de la misma mediante la educación por la acción.
  • Estructurar y planificar la integración planteando objetivos concretos, contenidos acordes a ellos, proyectos e indicadores de evaluación, que nos permitan hacer de la integración una cultura propia. Todos ellos deberán quedar explícitamente reflejados en neuestro Proyecto Educativo y Programa Educativo del Grupo, Planes Anuales de Grupo y Programación.
  • Buscar colaboraciones con instituciones públicas y privadas que trabajen específicamente en este ámbito.
  • Evaluar la integración, mediante herramientas concretas, que nos ayuden a valorar nuestra intervención en procesos eduativos y en sus resultados.

B. Educación para la inserción laboral de los jóvenes:

Scouts de Andalucía apuesta por un tipo de educación que oriente al joven sobre la necesaria reflexión en la toma de decisión vocacional, sobre la problemática actual en el acceso al mundo laboral, sobre la mejor manera de afrontar la complejidad en el acceso al mercado de trabajo, y sobre la necesidad de promover y llevar a cabo en el entorno proyectos de intervención que colaboren a facilitar la inserción laboral de la comunidad joven, todo ello sin discriminación alguna.

Consideramos parte integrante de nuestra práctica eduativa ayudar la joven a reflexionar la planificación de su futuro académico y profesional, aprtando recursos suficientes que propicien la propia autoorientación tales como la información, el nálisis-reflexión, la asistencia en la toma de decisiones vocacionales y el análisis de la situación laboral del entorno.

Creemos conveniente favorer la erradicación de modelos de elección profesional estereotipados por razones de raza, sexo, condición social o minusvalía, potenciando al máximo la libertad de elección de todas las personas.

En el proceso eduativo en este ámbito consideramos necesariofaciltar el análisis de las expectativas de los jóvenes respecto a su fturo profesional y social, así como ofrecer información de las distintas alternativas de formación que tienen ante sí los jóvenes.

Facilitar la correcta elección de asignaturas específicas en los estudios preuniversitarios o profesionales acordes conlas condiciones laborales, conocer las profesiones con más futro en el panorama laboral del lugar y momento, y analizar las características del mundo del trabajo, facilitará en gran medida la inserción laboral de los jóvenes.

Consideramos conveniente ayudar a los jóvenes a adaptarse a las nuevas formas de empleo, fomentar las ideas de autoempleo, cooperativismo, etc., que permitan crear su propio lugar en el mercado laboral.

Vemos necesario, no solo integrar en nuestro ámbito educativo a las personas con necesidades educativas especiales, sino también promover, en colaboración con instituciones públicas y privadas especializadas, el asesoramiento y específica orientación profesional de estas personas.

Por último, y con la intención de llevar a la práctica nuestro compromiso social, consideramos necesario elaborar y desarrollar proyectos de intervención social que faciliten la integración laboral de la comunidad juvenil del entorno, sin discriinación alguna por razones de minusvalía física o psíquica, raza, sexo o condición social.

4. Educación Ambiental

La educación scout siempre ha tenido un componente muy importante de inmersión en la naturaleza. Aunque hoy día no es conveniente identificar el medioambiente con el desarrollo natural exclusivamente, no debemos olvidar incluir en nuestros programas, objetivos y contenidos relacionados con la comprensión, cuidado y respeto de nuestro entorno, ya sea natural, rural o urbano.

La educación ambiental pretende que los niños y jóvenes conozcan, en primer lugar, el entorno que les rodea y los elementos que forman parate de él. Se trata de crear unas actitudes de respeto y cuidado por él,promoviendo un acercamiento afectivo al mismo. En las secciones mayores la progresividad de la educación ambiental nos llevar a desarrollar en el joven la capacidad de análisis crítico para poder entender los problemas ambientales favoreciendo la participación e intervención directa en aciones conducentes a la mejora del medioambiente.

A la hora de trabajar en este ámbito, debemos tener en cuenta que siempre hay que partir del entorno más próximo al niño/a o joven para rpgresivamente ofrecer una información y formación más amplia y global sobre ecología, conservación, reciclaje, reutilización, etc. No olvidemos que también contemplaría el conocimiento y práctica de distintas técnicas de aire libre como pionerismo, cabuyería, topografía, etc.

5. Educación en la espiritualidad

Como scouts, debemos estimular y ayudar a los niños/as y jóvenes en la búsqueda de lo transcendente para que culmine su formación exteriorizando una respuesta personal adecuada.

En primer lugar, muchos nos preguntamos ¿qué es la dimensión espiritual? el desarrollo espiritual consiste en un custionamiento, una búsqueda personal en torno a las grandes preguntas: ¿quiénes somos?, ¿de dónde venimos?, a dónde vamos? ¿qué estamos dispuestos a hacer por los demás?... Nos preguntamos por nuestro origen, nuestro destino y el sentido de nuestra vida, es decir, afrontar las cuestiones sobre lo trascendente.

Claro está que inmersos en una comunidad nos encontramos que esta dimensión espiritual ya tiene una herencia en nuestra comunidad (valores predominantes, comportamientos culturales y religiosos, símbolos...). Esta misma herencia nos aporta unas explicaciones, unas formas de entender la vida y el papel de los seres humanos.

El Escultismo tiene otro marco que también influye en nuestro planteamiento espiritual, son los valores emanados de la promesa, la ley y los principios escultistas.

Nuestra oferta educativa no debe estar exenta para un desarrollo integral de la persona de esta faceta espiritual. Por supuesto, no debemos hacerlo desde un punto de vista dogmático, sino que debemos respetar el proceso de desarrollo moral en el que se encuentra inserto el educando, desde la infancia hasta la vida adulta.

No debemos plantearnos el desarrollo espiritual solo centŕandonos en las religiones, ya que el punto de partida de cada uno de nuestros scouts es muy diverso y es fundamental atender a esa diversidad.

Hoy estamos sometidos a la influencia y la oferta de multitud de valores religiosos y espirituales lanzados desde multiples instancias. Esta pluralidad de ofertas puede provocar cierta desorientación y creer que cualquier ideologia religiosa o creencia ofertada tiene fundamentos válidos. Sin embargo no podemos dejar de pensar que el propio scout es el que de poder elegir. Esto nos obliga a los educadores a mostrar unas mínimas orientacines que ayuden o potencien las decisiones adoptadas.

Por lo tanto, nuestra apuesta debe ser la de una educación que ayude a los niños/as y jóvenes a comprender su sociedad, a conducirse comprometidamente en ella y todo ello desde un coherente sistema de valores y creencias religiosas/espirituales.

Como el resto de los ámbitos, la educación en la espiritualidad es un proceso que se ha de desarrollar progresivamente a lo lardo de todas las secciones de una Grupo Scout. A los castores podemos ayudarles a experimentar sus primeras experiencias espirituales al observar las maravillas que le rodean. A los lobatos, además, darles la oportunidad de descubrir a los demás y la grandeza de su existencia así como la importancia que las creencias al respecto tienen en su entorno familiar y social. Los scouts, a través de la vivencia de los valores asumidos en la Promesa y Ley Scout, pueden conocer la importancia de la espiritualidad para la expresión profunda de las personas y, por eso, reconocer la existenci del hecho trascendente en todos los pueblos y culturas respetando y apreciando este valor y las diversas manifestaciones espirituales y/o religiosas.

En las secciones mayores la educación en la espiritualidad pasa por profundizar en estas realidades analizando sus distintas ociones y asumir un proceso de reflexión desde los hechos y experiencias de la propia vida para llegar a una opción personal y un compromiso coherente en el plano espiritual y/o religioso.

6. Educación en el consumo responsable y en el uso adecuado de las nuevas tecnologías

Este ámbito educativo trata de establecer y desarrollar hábitos de consumo saludables basados en una actitud crítica de nuestros niños/as y jóvenes a la hora de determinar sus necesidades reales, evitando así conducatas consumistas fomentadas por los medios de comunicación. A través de la información y la formación debemos potenciar el sentido del ahorro y el aprovechamiento racional de los escasos recursos naturales y energéticos que tenemos a nuestro servicio.

Desde sus orígenes, el método scout ha utilizado diversas estrategias con objeto de que los educandos adquieran valores positivos en relación al consumo como son la abnegación y la generosidad, la austeridad, la economía de medios y recursos, las experiencias de soledad, la reflexión interior, los servicios desinteresados, etc., son caminos de libertad personal y solidaridad humana. Un Escultismo que no se posicione al lado de los más marginados o no denuncie la injusticia no responde a nuestro Compromiso.

En castores y lobatos podemos fomentar el acercamiento y satisfacción de sus necesidades reales y gustos personales, y poner en práctica actitudes no consumistas. En las secciones jóvenes es el aspecto crítico de un consumo responsable el que debemos fomentar sobre la base de sus necesidades reales.

Respecto a las nuevas tecnologías (técnicas, herramientas y materiales) debemos acercarlas a los scouts, facilitando su conocimiento y uso para potenciar su inquietud y curiosidad. Sin embargo el abuso de ciertas tecnologías, que se usan de forma personalizada puede conducir al aislamiento, soledad y dependencia del aparato, lo que a todas luces es negativo. En consecuencia ebemos educar a nuestros scouts para que sean entendidas como medios y no como un fin en sí mismas. Facilitando su acercamiento y conocimiento, favoreciendo de esta forma la utilización responsable que aproveche al máximo sus posibilidades (por ejemplo un GPS -global position system- en topografía y rutas de unidades y clanes).

7. Educación Vial

Otro aspecto a tener en cuenta para llevar a cabo una formación verdaderamente integral en el Escultismo, es el que se refiere a una educación encaminada a conocer y respetar las normas que permiten el tránsito de personas y vehículos más humano, respetuoso y seguro. Esta educación debe comenzar en las secciones de castores y lobatos con el conocimientos de las normas básicas y señales de circulación, el peligro de los accidentes de tráfico, el beneficio del transporte público para una ciudad más sana y menos contaminada, los efectos nocivos para el medioambiente del tráfico rodado, etc.; y continuar con los scouts inculcándoles respeto para los otros, sen peatones o conductores, aportándoles información sobre seguridad vial; Para terminar en las secciones de escultas y roevers de perfilar las actitudes para que infracciones y formas de evitarlas, el abuso del alcohol y otros tóxicos, en definitiva, inculcar una conducción responsable de cualquier tipo de vehículo.

Método Scout. Metodología. Progresión personal

1. Método Educativo Scout

El Proyecto Educativo de Scouts de Andalucía asume, en su Compromiso Asociativo el modelo de educación recogido en la Constitución Scout Mundial del Movimiento tradicionalmente denominado Método Scout. Este Programa Educativo, en coherencia, con la opción edcativa adoptada, desarrolla una metodología que concreta el Método Scout en cada de las etapas psicoevolutivas de desarollo de la persona: las ramas, en nuestro movimiento.

El Método Scout se define como un sistema de autoeducación progresiva basado en:

  • La Promesa y la Ley Scout.
  • La educación por la acción y la propia experiencia.
  • La vida en pequeños grupos.
  • La autogestión y la participación en el proceso de toma de decisiones a través de consejos y Asambleas.
  • La asunción paulatina de responsabilidades en el propio desarrollo.
  • El contacto directo y continuado con la Naturaleza.
  • Puesto en práctica a través de programas de actividades atrayentes y progresivas, según la edad e intereses de los protagonistas y con la ayuda personal de scouts adultos voluntarios, cuya función como educadores es coordinar y animar el desarrollo.

    1.1. La Promesa y la ley scouts: educación en los valores

    Denominamos 'espíritu scout' al conjunto de principios establecidos por Baden-Powell y que emanan de la tradición scout. el espíritu scout ayuda a las personas a trascender la realidad de cada día y a comprometerse libremente con las utopías sobre las que construir un mundo más justo. Su esencia se encuentra formulada en la Promesa y la Ley Scout.

    Por medio de la Promesa y la Ley (recogidas ambas en 'Metodología ASDE'98), el/la joven establece libremente un compromiso personal con un código de conducta determinado y acepta, ante un grupo de compañeros, esa responsabilidad.

    La Promesa Scout consiste en la invitación poersonal a cada niño/a o joven, en un determinado momento de su progresión, a comprometerse libremente ante sus compañeros a hacer todo lo que se él/ella dependa por cumplir la Ley Scout.

    En la Promesa se explicita además unos compromisos fundamentales que cada scout asume de manera personal y que son:

    • Un Compromiso Social. Lo que supone participar en el desarrollo de la sociedad, dentro del respeto a la dignidad de la persona, el fomento de la paz, la comprensión y la cooperación entre los pueblos en el ámbito local, nacional e internacional, y el respeto a la integridad de la Naturaleza.
    • Un Compromiso Espiritual. Que implica tomar conciencia de la vertiente espiritual de la vida. Ahora bien, si se adopta una creencia concreta, el scout la asume consecuentemente y la pone en práctica en su día a día.
    • Un Compromiso Personal. Para convertirse en el artífice y protagonista de su propio crecimiento, desarrollando la capacidad crítica y un sentido personal de responsabilidad y autoexigencia.

La identifiación permanente con estos valore éticos y el esfuerzo continuo para vivir de acuerdo con estos ideales, en la medida de sus posibilidades ('haré cuanto de mí dependa') son un instruento muy importante en el desarrollo de los/las jóvenes.

La Ley Scout es un instrumentos educativo. A través de ésta se expone de forma positiva, con un lenguaje sencillo, comprensible para todas las edades, los principios que nos guían y conforman el estilo de vida a seguir por quienes asumen la Promesa.

Desde los comienzos del Movimiento, el instrmento básico para la formulación de los principios scouts de una forma cmprensible y atractiva para los jóvenes ha sido la Promesa y la Ley, que deben existir en todas las Asociaciones scouts.

La Promesa y la Ley originales son una fuente de isnpiración puesto que comprenden los fundamentos del Movimiento, sin embargo, debe ponerse énfasis en que la Promesa la Ley originales fueron escritas para los jóvenes de Inglaterra a principios del siglo XX. Cada Asociación nacional de la O.M.M.S. en general, y la Federación ASDE en particular, deben asegurarse de que su Promesa y su Ley estén formuladas en un lenguaje moderno y adaptadoas a su cultura y civilización específicas, manteniendo al mismo tiempo fidelidad a los fundamentos.

Con el fin de asegurarse que esta diversidad de expresiones no afecte la unidad del Movimiento y la fidelidad a su fundamentos, cuando las asociaciones nacionales, y por tanto la Federación ASDE, definan o modifiquen los textos de la Promesa y de la Ley, la nueva redacción debe ser sometida a aprobación por parte de la Organización Mundial.

1.2. La eduación a través de la acción: el juego, el Proyecto, etc.

Otro componente esencial de nuestro método es la educación activa. El aprendizaje por descubrimiento propone experiencias personales que ayudam a consolidar e interiorizar los conocimientos. Se reemplaza:

  • la normativa impuesta por la norma descubierta
  • la disciplina exterior por la disciplina interior
  • la pasividad por la creatividad.

Nuestro método pone en práctica la educación por la acción mediante la aplicación de la Pedagogía o Técnica del Proyecto y el empleo del Juego, principalmente.

La pedagogía del proyecto constituye una herramienta muy útil en nuestro tipo de educación activa. Consiste en que los scouts ideen, elijan, planifiquen, realicen y revisen una gran actidad o proyecto en común junto con los educadores scouts. Este tipo de actividad propicia de una manera significativa su propia autoformación, permitiéndoles adquirir los conocimientos, habilidades y actitudes programados. Obviamente, la aplicación de esta técnica de proyectos varía mucho entre unas edades y otras, y la metodología scout la adapta a cada una de las etapas de desarrollo del scout, a cada rama, dándole en cada una de ellas una significación diferente.

El juego, por otra parte, optimiza las oportunidades de experimentar, aventurar, imaginar, soñar, proyectar, construir, crear y recrear la realidad. El juego es una ocasión para logar un aprendizaje signifiativo. El juego, el joven desempeñará pápeles diversos, descubrirá reglas, se asociará con otros, asumirá responsabilidades, medirá fuerzas, disfrutará triunfos, aprenderá a perder, evaluará sus aciertos y sus errores.

1.3. La vida en pequeños grupos: organización de la sección (órganos de decisión, gestión, etc.)

Un factor fundamental del método es la pertenencia a pequeños grupos de jóvenes de edad similar. Estos equipos de iguales aceleran la socialización, identifican a sus miembros con los objetivos comunes, enseñan a establecer vínculos profundos con otras personas, entregan responsabilidades progresivas, dan confianza en uno mismo y crean un espacio educativo provilegiado para crecer y desarrollarse.

Existen órganos de gobierno y espacios de participación, asambleas, y consejos que enseñan a administrar las discrepancias y a obtener los consensos, organismos de toma de decisiones colectivas e individuales, equipos ejecutivos que impulsan a la acción y logran que las cosas funcionen. Se inegran la convivencia, la democracia y la eficiencia.

La cantidad, tamaño y nombre de estas estructuras responden a las necesidades planteadas por las características del joven en las distintas etapas de su desarrollo.

Los educadores animan a descubrir, permiten etablecer relaciones horizontales de cooperación para el aprendizaje, facilitan el diálogo generacional y demuestran que el poder y la autoridad se pueden ejercitar al servicio de la libertad de los que se educa o dirige. Con el trabajo en equipo, los niños y jóvenes desarrollan sus habilidades sociales, aprenden a trabajar por un fin en común y a distribuir y organizar las tareas.

1.4. La autogestión y la participación en el proceso de toma de decisiones a través de consejos y asambleas

La expresión más visible del método scout es su variado programa de actividades, que constituyen una oferta coincidente con los intereses de los jóvenes.

Estas actividades permiten a los jóvenes tener experiencias personales que los conducen al logro de los objetivos que el Movimiento scout propone para las distintas etapas de su crecimiento. Las actividades propuestas contienen desafíos qu estimulan al joven a superarse, despiertan su interés y prmiten un aprendizaje efectivo.

El método presenta un conjunto de elementos simbólicos que incorporan la riqueza de los signos creando un marco de referencia propio. Estos símbolos motivdores estimulasn la imaginación, cohesión en torno a los objetivos compartidos, dan sentido de pertenencia a un grupo de iguales y brindan paradigmas que se ofrecen como modelos a imitar. El marco simbólico propio de la sección se adaptas a la capacidad imaginativa y a las necesidades de identificación de cada edad.

El crecimiento progresivo del joven es destacado a través de diversos actos que conmemoran su historia personal y la tradición común, y que expresan la alegría de la comunidad por el avance de cada uno de sus integrantes. Através de las ceremonias se renueva el sentido del símbolo, se refuerza la unidad del grupo y se crea el ambiente propicio para reflexionar sobre los valores.

1.5. La sunción paulatina de responsabilidades en el propio desarrollo

Como expresión de los principios sociales del Movimiento scout, el método propicia que los jóvenes asuman una actitud solidaria, realicen acciones concretas de servicio y se integren progresivamente en el desarrollo de sus comunidades.

El servico es una forma de explorar la realidad, de conocerse a sí mismo, de descrubrir otras dimensiones culturales, de aprender a respetar a lo otros, de experimentar la aceptación del medio social, de construir la autoimagen y de estimular la iniciativa por cambiar y mejorar la vida en común.

1.6. El contacto directo y continuado con la naturaleza

La vida al aire libre es un medio privilegiado para las actividades scouts. Los desafíos que la naturleza presenta permiten a los jóvenes desarrollar sus capacidades físicas, mantener y fortalecer su salud, desplegar sus aptitudes creativas, ejercer espontáneamente su libertad, crear vinculos profundos con otros jóvenes, comprender las exigencias básicas de la vida en sociedad, valorar el mundo, formar sus conceptos estéticos, descubrir y maravillarse del universo.

Además, el conocimiento y esl respeto del medio natural deben hacerse extensibles al medio rural y urbno en los que se encuentran los Grupos scouts.

2. Metodología Scout

Nuestro Programa Educativo va dirigido a niños, niñas y jóvenes de edades comprendidas entre seis y ventiún años que por lo tanto se encuentran en etapas de desarrollo diferentes. Cada una de estas etapas posee unas características psicológicas y pedagógicas diferentes, y es por ello que nuestro método debe ser adaptado a cada una de ellas, es decir, a cada una de las ramas del movimiento scout. Esta adaptación es la que denominaremos ++metodología++ y recoge, en coherencia con una política de mínimos, los siguientes elementos pedagógicos y funcionales:

  • El Grupo Scout es el núcleo central de la acción educativa del Escultismo.
  • Los tramos de edad en que se divide la acción educativa dentro del gupo scout.

En esta articulación, el año de salida de una sección se solapa con el de entrada en la otra, circunstancia debida a que estas edades debe considerarse de manera flexible y orientativa. Se prima lo psicológico sobre lo cronológico lo que puede motivar que este año se trabaje en una u otra sección en función de la madurez y necesidades personales.

  • Los elementos básicos del espíritu scout acordes con la Constitución Scout Mundial y los Principios y Fines del Movimiento Scout. Fundamentalmente la Ley y Promesa Scout.
  • La técnica educativa básica para todas las secciones adaptada a las características personales de los miembros de cada sección es la Técnica del Proyecto.
  • Se determinará la estructura funcional de las distintas secciones educativas (castores, lobatos, scouts, escultas y rovers), así como el papel del educador scout en cada una de ellas.
  • Las tres etapas de progresión personal dentro de cada sección son: ++integración, participación y animación++. Se determinará su nombre específico y simbología para cada rama.

Como concreción de los puntos anteriores se recoge el siguiente esquema:

Etapas educativas (ramas) Castores Lobatos Scouts Escultas Rovers
Mediante unos valores (Espíritu Scout) que se basan sobre
Una Promesa, compromiso personal qe se expresa del siguiente modo y adapta a cada una de las ramas Yo prometo compartir mi labor como castor y participar con alegría en la colonia Yo prometo hacer lo mejor por: cumplir la ley de la manada, y hacer cada día una buena acción Prometo por mi honor (y con la ayuda de Dios) hacer cuanto de mí dependa por: cumplir mis deberes con (Dios/mi Fe/mis creencias) y con (los demás/la patria/la comunidad, la sociedad). Ayudar al prójimo en toda circunstancia, y cumplir fielmente la Ley Scout
Una Ley que de forma positiva, marca un estilo de vida en niños y jóvenes El castor es alegre y juega con todos El lobato escucha y obedece al viejo lobo. El lobato no se escucha a sí mismo
  1. El scout cifra su honor en ser digno de confianza.
  2. El scout es leal.
  3. El scout es útil y servicial.
  4. El scout es amigo de todos y hermano de los demás scouts.
  5. El scout es cortés y educado.
  6. El scout ama y protege la Naturaleza.
  7. El scout es responsable y no hace nada a medias.
  8. El scout es animoso ante peligros y dificultades.
  9. El scout es trabajador, ahorrativo y respeta el bien ajeno.
  10. El scout es limpio y sano: puro en sus pensamientos, palabras y acciones.
Un lema Compartir Haremos lo mejor Siempre listo Unidad Servir
y otros elementos del espíritu scout como Consejos de Malak
  1. Cada cosa tiene su lugar
  2. Limpio y sano debes crecer
  3. Escuchando se aprende
  4. Vivimos en el bosque, cuídalo
  5. Todos necesitamos tu ayuda
Máximas: El/la lobato...
  • piensa primero en los demás
  • tiene sus ojos y sus oídos bien abiertos
  • es limpio/a y ordenado/a
  • siempre está alegre
  • dice la verdad aunque le cueste
  • respeta las cosas y cuida la naturaleza
Buena Acción Diaria y
Principios Scouts:
  • El/la scout está orgulloso de su creencia y la pone en práctica.
  • El/la scout es solidario/a con su comunidad.
  • El deber del scout comienza en su casa.
Virtudes Scouts:
  • Lealtad, abnegación y pureza.
Carta de Unidad / Carta de Clan
...y que logran sus objetivos aplicando programas de desarrollo estimulante
con un marco simbólico Amigos del bosque y otros Ambiente de Selva Sistemas de Patrullas Trabajo en unidad de intereses La ruta por la vida
Identificación con el color símbolo Azul celeste Amarillo Verde Marrón Rojo
plasmados en fases de progresión personal
Castor sin paletas

Huella de Akela

Integración

Integración

Integración

Castor con paletas

Huella de Baloo

Participación

Participación

Participación

Insignia Keeo

Huella de Bagheera

Animación

Animación

Animación
(las insignias de progresión se colocarían al iniciar las etapas)
con ámbitos de desarrollo formados por agrupaciones de contenidos
  • Educación en valores cívicos y morales
  • Educación por la paz y el desarrollo
  • Eduación para la igualdad de oportunidades, la integración y la inserción laboral de los jóvenes
  • Educación ambiental
  • Educación en la espiritualidad
  • Educación en el consumo responsable y uso adecuado de las Nuevas Tecnologías
  • Educación vial
  • Dimensión internacional del Escultismo

3. Progresión personal

Elemento básico del Método Scout es la aplicación en las secciones de Programas progresivos y atrayentes, basados no sólo en los centros de interés de los miembros sino en las necesidades de aprendizaje detectadas por el educador scout.

Las actividades que realizan las secciones ayudan a los scouts a desarrollar sus capacidades en todos los ámbitos del ser humano. Apostamos por un modelo de educación personalizada, en el que se atienden las necesidades del niño o joven de forma individual, adaptándonos al momento evolutivo y ritmo de crecimiento que vive.

La progresión se entiende como un elemento de los procesos de desarrollo del ser humano. Las etapas de integración, participación y animación constituyen las fases del proceso natural de desarrollo de la persona en la sección. En cada una de las etapas nos planteamos unos objetivos educativos que corresponden con los aprendizajes que el educador scout cree adecuados para los niños y jóvenes de acuerdo con el nivel evolutivo y contexto.

En todas las secciones, se propone un esquema común de progresión con tres etpapas entendiéndolo en el sigiente sentido:

  • La etapa de integración. Supone la toma de contacto con los nuevos compañeros, metodología y circunstancias de la sección. En ella se descubre la sección y a los demás, su simbología, tradiciones, forma de trabajo, etc., y participa activamente de su dinámica.
  • La etapa de participación. Significa la implicación real del niño/joven en el trabajo por el progreso personal y colectivo. En ella, el scout juega más activo en el grupo, una vez realizados los aprendizajes previos y adquiridos los conocimientos básicos.
  • La etapa de animación. enfatiza la capacidad dinamizadora del grupo por parte de la persona a través de poner en juego los conocimientos, actitudes y aptitudes adquiridas en los niveles inferiores. En ella, el scout toma mayor iniacita y con su acttitud de servivio contribuye a la buena marcha de la seción. En esta etapa se especializa en aquellas habilidades por las que se siente más atraído.

Para definir y representar cada nivel de progresión se emplean nombres que ambientan y simbolizan la progresión del scout. (Por eqjemplo, las huellas en la Manada o las sendas en la Tropa Scout).

Distintivoos de etapa

La simbología que acompaña a las etapas de progresión personal no tiene una concepción acumulativa, simplemente reflejan el momento de la progresión en el que se encuentra el joven. Por ello, no se otorgan al final de la etpa, como premio, sino al inicio, destacando así su carácter simbóico de identidad o pertenencia, frente a s uso como premio, condecoración o status.

Especialidades

Las especialidades están concebidas en el ámbito de la educación personalizada. A través de las especialidades, de acuerdo con la edad de los educandos, se fomenta la profundización en los temas de interés de cada uno y se promueve el desarrollo de aficiones, generalmente con vistas a prestar un servicio a los demás.

Evaluación

La evaluación es un proceso fundamental dentro de nuestra acción educativa. La evaluación nos permite tomar conciencia del grado de cumplimiento de una serie de objetivos para poder actuar en consicuencia en el futuro. Por tanto, la evaluación nos permite mejorar nuestra actuación como educadores.

¿Qué es evaluar?

La evaluación es un momento clave en toda acción planificada. Evaluar es emitir un juicio de valor acerca de algo de acuerdo con unos referentes: generalmente, de los resultados obtenidos respecto a los objetivos pretendidos. Sirve para obtener información, tomar decisiones y reconducir la acción.

Objetivos y evaluación están muy relacionados. Pensar en la manera de evaluar sirve de llamada al realismo al determinar los objetivos.

¿En qué consiste la evaluación en educación?

la evaluación es una actitud integrada en el proceso de aprendizaje. La evaluación en eduación, además de cumpllir una función de control de los resultados, debe servir para aprender y para enriquecer o mejorar las actuaciones futuras. Es una potente herramienta educativa.

El Programa Educativo de ASDE recoge dos orientaciones de la evaluación educativa:

  • La evaluación sobre el proceso de intervención educativa (actividades, proyectos...) para perfeccionarlo: evaluación del proceso educativo.
  • La evaluación sobre la situación de cada educando, con el fin e orientarlo y tomar decisiones acerca de su paso de etapa: evaluación del la progresión personal.

1. Evaluación del proceso proceso educativo (evaluación de proyectos y actividades)

Para la evaluación del proceso educativo debemos:

1.1. Evaluar el proceso educativo con la sección:

    • La evlauación de las actividades y proyectos siempre ha destacado en los Grupos Scouts. abemos que proporciona a los niños y jóvenes una oportunidad para desarrollar muchas destrezas importantes: habilidades de comunicación, debate, diálogo, reflexión, juicio crítico... y ermite la mejora de las futuras actividades.
    • Consiste en la reflexión personal y grupal acerca de los aciertos, los fallos, los imprevistos surgidos, los éxitos y las dificultades en la organización, realización, etc. De acuerdo con la edad y la madurez de los educandos, la evaluación de Proyectos y actividades tendrá mayor o menor profundidad.
    • Además, la actividad de la evaluación aporta al scouter datos interesantes sobre el transcurso de las actividades que pueden haberse escapado a su observación y pueden contribuir a mejorar su tarea.

1.2. Evaluar el proceso educativo para el equipo de educadores scouts.

  • Además de la evaluación con los educandos, el equipo de scouters de la seción revisa periódicamente las actividades realizadas para reflexionar sobre el proceso de enseñanza-aprendizaje que están conduciendo. Cada cierto tiempo (cada trimestre o al finalizar cada proyecto), además, el equipo hace una reflexión sobre la Programación de la sección y participa, al menos cada ronda, con todo el Consejo de Grupo en la revisión del Plan Anual, Programa Educativo de Grupo e incluso en la marcha del Proyecto Educativo del Grupo.
  • Este análisis es útil para que el equipo analice la pertinencia y calidad del Programa Educativo, clarifique sus intenciones y plantee con mayor acierto las próximas programaciones.

2. Evaluación de la progresión personal

La evaluación es una actividad integrada en el proceso de aprendizaje. La evaluación educativa no debe únicamente cumplir una función de control de los resultados, sino que debe servir para orientar y optimizar las actuaciones futuras.

La evaluación de la progresión personal ebe proporcionar información sobre la situación de cada educando para tomar decisiones acerca de su paso de etapa, pero la finalidad principal ha de ser la orientación de su progresión. La evalación que no ayude a aprender sería mejor no paracticarla.

2.1. ¿Cómo evaluar la progresión con la sección?

La evaluación de las actividades y proyectos siempre ha destacado en los Grupos scouts. Proporciona a los niños y jóvenes una oportunidad para desarrollar muchas destrezas importantes: habilidades de comunicación, debate, diálogo, reflexión, juicio crítico... y permite la mejora de las futuras actividades.

La educación scout pretende orientar y ayudar al joven a desarrollar sus capacidades, para su formación como persona con autonomía intelectual y social.

Para ello se considera útil que los niños hagan autoevaluación, apoyada por los educadores scouts y tal vez por sus compañeros. La autoevaluación se suele hacer a partir de las actividades y Proyectos realizados. En las secciones mayores, también se hace referencia al Proyecto personal. Cada joven puede expresarse, en sus términos, sobre su trabajo y sus aprendizajes. También es positivo para los jóvenes recibir información de los demás: la visión que tiene de su actitud, dedicación, relación con los otros, cumplimiento de las normas, etc.

Es muy importante conseguir que la evaluación sea realmente formativa, que contribuya a apoyar, orientar y motivar al joven. Para ello, debemos cuidar el clima, evitar un exceso de formalidad o rigidez, descartar cualquier situación amenizante para el niño, reflexionar sobre las estrategias de evaluaciónmás adecuadas para las distintas edades.

2.2. ¿Cómo evaluar la progresión personal por el equipo de scouters?

Optamos por una evaluación: reflexiva, continua (puesto que se testea a lo largo de todo el desarrollo del programa), formativa (con el objetivo de valorar los logros y desarrollo alcanzado por la persona, orientándole las acciones futuras) y cualitativa.

Existen distintas formas de abordar la evaluación de la progresión individual de los educandos:

  • La evaluación de la progresión personal de los educandos se puede hacer tomando como referencia los objetivos educativos de la sección y los contenidos desarrollados. Se contrastan así, a grandes rasgos, los aspectos en los que se necesita trabajar con cada niño.
  • Dado que los objetivos educativos sueles ser más amplios y difíciles de medir, puede ser positivo definir unos indicadores de evaluación para cada etapa de progresión. Los indicadores señalan conductas observables, medibles, más concretas que los objetivos. de esta forma se pretende dar criterios más objetivos para el paso de la etapa, desarrollando los contenidos educativos proviamente seleccionados por el educador scout.
  • Las Guías de progresión son otro instrumento de evaluación del progreso de los jóvenes. Las Guías de progresión personal ayudan al educador en el segimiento individualizado del progreso de cada nio. Presentan actividades qe tratan de garantizar que el scout llega a cubrir los objetivos de su etapa.

2.3. ¿Qué aportan las Guías?

  • Proporcionan al educador scout la seguridad de estar atendiendo todos los ámbitos de desarrollo. Se asegura que los contenidos en los que se educa no dependan únicamente del monitor concreto que trabaja con el grupo, sino también de unos criterios comunes acordados por los creadores de la Guía.
  • Tabién, cuando están en manos de los educandos, pueden ser una ayuda para que sean más conscientes de su trabajo y ellos mismos puedan marcarse algunos objetivos concretos de progresión.
  • Además, para los educadores scouts construir las Guías de progresión en equipo, como toda programación educativa a largo plazo, supone la explicación de las intenciones educativas, la búsqueda de estrategias educativas adaptadas al contexto, y es un trabajo de reflexión valioso que repercute en la mejora de nuestra labor.

2.4. ¿Qué precauciones hay que tener al emplearlas?

    • La evaluación centrada únicamente en constatar la realización de distintas actividades, con la idea de ser muy objetiva, deja de escapar aquellos aspectos más difícilmente medibles, que son precisamente la base de la educación scout: las normas aceptadas, los valores interiorizados y las actitudes mostradas.
    • Las Guías de pregresión que no se renuevan, limitan la creatividad de los scouters. Después de proponer un Programa educativo abierto y flexible, si la Federación o las Asociaciones definen, a través de Guías de progresión, los criterios de evaluación para cada sección y cada etapa, e incluso un listado de actividades posibles, se estarán dejando pocas opciones a los equipos de educadores para descubrir e investigar nuevas vías de acción en su tarea. Se correría el peligro de perder la adaptación de la tarea educativa de cada Grupo scout a su entorno y a sus necesidades cambiantes.
    • Para los jóvenes, la dependencia de una evaluación externa y puntual puede destruir el interés y el disfrute auténtico de aprender.

En conlusión, al emplear Guías de pregresión personal y, en general, al programar debemos:

  • Proponer actividades adaptadas a las necesidades reales del entorno del Grupo y a la realidad de los jóvenes (creemos conveniente que sean los educadores del Grupo scout los que creen las Guías y se ocupen de reelaborarlas cada cierto tiempo).
  • Ser flexibles: contemplar la introducción de actividades que puedan surgir y resutar interesantes de acuerdo con el momento que vive la sección y las necesidades que detectemos en nuestro trabajo diario...
  • Invitar a participar en actividades individuales y grupales atractivas para los niños y jóvenes, cuidando su satisfacción innata por conocer. Cuidar la calidad de las experiencias de la sección, la vivencia de los valores en el grupo, la importancia del ejemplo de los educadores scouts, etc.

Además de la atención a los objetivos, a los indicadores de evaluación o las Guías de progresión personal, proporcionamos una evaluación más formativa, entendida sobre todo como proceso de orientación del educando, como nueva oportunidad de aprendizaje, y no como procedimiento de control y selección.

2.4.1. Observar y aprender

  • A través de la observación y la comunicación continuada con cada niño es posible acercarnos a una educación y una evaluación realmente personalizada. Para poder evaluar hay que comprender.
  • Es importante hablar con los niños para tener una comprensión más rica del momento en que se encuentran: aprovechar las oportunidades cotidanas para escucharles, darles nuestra opinión sobre las cosas, orientarles hacia actividades que supongan un pequeño reto o la superación de una dificultad...
  • Este tipo de evaluación orientadora se contempla con otros momentos formales, programados y organizados expresamente, como son las Asambleas de evaluación, las celebraciones, etc.
  • Otros aspectos importantes para entender mejor el desarrollo e un niño son los de la realidad familiar y escolar que vive. Debemos aprovechar toda esta información para quiar nuestra acción de acuerdo con las necesidades concretas de nuestros educandos.

2.4.2. Orientar individualmente y proponer actividades adaptadas a las distintas necesidades

  • Los educadores scouts se encuentran muchas veces con grandes dificultades a la hora de decididr un caambio de etapa de un niño o una niña. La evaluación formativa consiste en actuar anticipándonos a esa situación. Por ejemplo, no debemos esperar a la noche antes de las celebraciones para advertir a un niño que no se está comportando de acuerdo a la Ley scout y que no creemos que deba hacer la promesa. El papel del educador estaría más en ocuparse día a día en ayudar a cada uno a superar sus dificultades, a progresar a través de actividdes individuales o de grupo.

En definitiva, la evaluación formativa y continua consiste en orientar al educando para que aprenda de la experiencia, reflexionar sobre sus actuaciones positivas y los aspectos en que puede mejorar, crear actividades que sirvan para mejorar capacidades menos desarrolladas... Un ejemplo de orientación personal lo cosntituye la especialización, entendida como medio para individualizar la progresión, atender a las distintas necesidades e intereses y contribuir a la orientación vocaconal del joven.

Para finalizar, y a modo de epílogo, señalaremos que la tarea fundamental del educador scout consiste en planificar las actividades tratando de asegurar que todos los niños aprenden y disfrtan con ellas. Conocerlos bien nos ayudará a atender a las diversas necesidades de aprendizaje que se dan dentro del grupo.