Primera Conferencia 1989


conferencias primera segunda tercera cuarta quinta sexta sÚptima

Participación de adultos en los Grupos Scouts (1)

----

El Grupo scout: composición del mismo. Su importancia como unidad fundamental de la Asociación

El grupo es la unidad fundamental del Movimiento Scout, porque es el núcleo donde se desarrollan las actividades scouts y donde se encuentran los muchachos que van a tener la osbilidad de vivir y educarse en el escultismo, pasando por las distintas etapas que se ofrecen desde su ingreso hasta alcanzar la meta final en el clan.

El sentido del 'grupo scout' es facilitar a los muchachos su paso por las distintas etapas de una manera progresiva y adpatada a su edad en cada momento, sin cambios bruscos. Por eso se establece un programa conjunto y coordinado de las distintas secciones, intentando que el grupo sea una 'gran familia' donde cada persona tiene su importancia y aporte a los demás de acuerdo con sus posibilidades. En el grupo scout es donde se hace realidad la filosofía del escultismo, por lo que todo debegirar en torno a ellos. Dentro de esa gran familia todos los órganos y personas que lo componen tienen su importancia, de tal manera que si alguno falla se rensentirá la marcha óptima del mismo. No es bueno establecer prioridades en el grupo (...'el consejo es más importante que...'). Los únicos importantes son los muchachos y el grupo debe estar coordinado en todos sus estamentos para un correcto desarrollo de las actividades scouts de las secciones.

Pero ¿cuál es la composición de un grupo? Un grupo debe contar, además de los muchachos que compongan al menos dos secciones con sus scouters apropiados, que forman el Consejo, presidido por el Jefe de Grupo y ayudado por sus Ayudantes, (hasta aquí se quedan muchos grupos) un Comité organizado y una Asamblea compuesta por todos los estamentos adultos (Consejo y Comité) más padres de los muchachos, protectores, colaboradores y otros miembros interesdos y comprometidos con el grupo.

Sería un error pensar que sólo es necesario que marchen bien algunos de los elementos del grupo para que éste marche bien. Si no exite una marcha compacta y coordinada entre ellos, antes o después se resentirá la marcha del mismo grupo. Lo que algunas veces sucede es que a los aadultos no scouts se les suele reervar como personas para casos de necesidad, porque ellos 'no saben de qué va esto', son 'ignorantes del escultismo' y de esta manera los vamos alejando del grupo. Cada persona tiene su importancia dentro del grupo. Asumir este principio básico y conseguir la coordinación suficiente para llevarlo a efecto es asegurar el funcionamiento del grupo y su futuro.

Delimitación de 'adulto' en el sentido de la ponencia: Características y perfil

El título de la ponencia podría interpretarse erroneamente: el sentido de 'adulto' se va a interpretar como 'adultos scout'. Todos los responsables del grupo son adultos, mayores de edad. El Jefe y Ayudantes, los jefes y ayudantes de las distintas secciones, ... Pero no es a ellos los que vamos a dedicar esta pnencia. Ella va dedicada a estudiar la participación de los 'otros adultos' dentro del grupo. Es decir, a los padres de los muchachos muy especialmente, así como a otros (protectores, colaboradores) que pudieran pertenecer al grupo, tanto si son miembros del comité como si no. Éste será el sentido que en adelante se le dé al término 'adulto'.

Como tal podemos encontrarnos una gama muy extensa de personas, en cuanto a motivaciones que han tenido para pertenecer al grupo o para que pertenezcan sus hijos. en ese sentido habría primeramente que delimitar si el adulto es padre de un muchacho (que es la gran mayoría) o si no lo es.

En el primer caso habría que hacer una diferenciación entre las distintas actitudes de los mismos hacia nuestra Asociación.

  • Les gusta y la consideran buena para sus hijos.
  • Indiferencia personal o no les gusta. En ambos casos pueden existir tres variante: acepta o tolera las actividades, más por apoyo a la iniciativa de sus hijos que por otra razón. vigila las actividades con preocupación de donde/qué hacen sus hijos. Se inhiben totalmente de lo que hacen sus hijos.
  • Les gusta incluso para él mismo, con independencia de que le guste más o menos a su hijo.

El padre reseñado (les gusta y la consideran), está sensibilizado para trabajar en el grupo. Le gusta la Asociación y quiere que sus hijos participen en ella. Sería conveniente en este caso comprometerlo en alguna actividad, de forma que no solo sea la Asociación de sus hijos, sino que pueda sentirla como algo suyo.

Los demás padres habría que darles participación de forma muy cautelosa, intentando demostrarles lo que hace la Asociación, tanto por sus hijos en particular como por la juventud actual en general. Más que discutir cobre el particular es conveniente convencer con nuestra propia seriedad y responsabilidad.

El caso (indiferencia personal) es una cuestión aparte, ya que se ha de hacer ver la padre que el primer responsable de la educación de sus hijos es él mismo y por lo tanto debe actuar en este sentido. Esta situación suele darse más conforme los hijos tienen mayor edad, de forma que suelen desentenderse de ellos cuando pertenecen a seeciones mayores. Es cierto que los lobatos tienen más necesidad de apoyo que los rovers (traerlos, llevarlos, cuidar de sus preparativos,...) pero no es menos cierto que los mayores tienen otras necesidades no materiales: apoyo moral, comprensión, comunicación. Hay que decir también, siendo fieles a la verdad, que esta situación se da muchas veces por sentido inverso, es decir porque chichos/as mayores no les gusta ver a sus padres por el grupo. De alguna manera se sienten vigilados y mediatizados y esto onfluye a que el padre, en cierto modo, se desentienda de ellos. En el primer caso hay que mentalizar a los padres que si otras personas mayores se están entregando y preocupándose por sus hijos, él debe hacer también algo, y el grupo puede ser un vehículo de comuncación enre ambos. Y en el caso de los hijos que se resisten a la presencia de sus padres, hacerles ver que eso es lo normal y que con una correcta delimitación de competencias no pueden existir interferencias. La familia scout debe ser un reflejo de la propia familia.

El perfil del padre relacionado en (les gusta incluso para él mismo) es el más importante desde el punto de vista de participación en la Asociación. Existe un gran número de padres que quieren reflejar en sus hijos lo que ellos hubieran deseado en su juventud y no pudieron tener. Para comprender esta afirmación claramente hay que recordar las grandes efemérides de la Asociación en España:

  • 1912. Fundación de Exploradores de España.
  • 1940. Suspensión de actividades.
  • 1961-74. Clandestinidad-semitolerancia-tolerancia.
  • 1977. Autorización definitiva.

Analizando estas fechas encontramos que todas las personas nacidas de 1953-57 no han tenido la oportunidad de pertenecer a grupos scouts (con excepciones de rigor), ya que los primeros grupos se empiezan a constituir o reorganizar alrededor de 1970-1973 y en esa fecha eran mayores de 18 años. Pero son las personas nacidas en la década de 1940 y primera mitad de los cincuenta (que actualmente pueden tener entre 33 y 49 años) los que no tuvieron oportunidad de ser ellos scouts, pero tienen hijos comprendidos entre 8 y 20 años aproximadamente (teniendo en cuenta que se casaran con una media de 25 años más la edad de sus hijos). Muchos de estos padres aman la vida de la naturaleza, pero no tuvieron la oprtunidad de vivir de sus mayores, que sí participaron en los Exploradores de España en 1912 y 1940.

Para estas personas, el pertenecer a los scouts es, de alguna manera, volver a una juventud perdida y sentirse rejuvenecer a través de lo que consciente o subconscientemente habían deseado. Se cuestionan poco o menos la participación de sus hijos porque piensan que si es bueno para ellos indefectiblemente lo es para sus hijos. Estas personas no se conforman con una colaboración exporádica en el grupo. Quieren participar plenamente: vestir uniforme, salir de marchas y acampadas, participar en todos los ritos y ceremonias y realizar la promesa.

Nos queda otra figura de adulto dentro del grupo, aunque minoritaria, que estaría formada por otras personas que no sean padres de scouts. Pueden ser antiguos scouters o exploradores, responsables de la entidad patrocinadora-colegio, parroquia, A.P.A., comunidad religiosa, ..., donde esté ubicado el grupo. Aunque en realidad, las motivaciones personales pueden ser muy similares a las anteriormente descritas.

El adulto como potencial para el Grupo

Ya se han descrito y delimitado los diferentes tipos de adultos que pueden existir dentro del grupo. Se trata ahora de dar una cabida a todo ese formidable potencial dentro de la vida del grupo a través de los distintos canales de participación y basándonos en el pincipio cierto de que cada persona tiene su importancia dentro del grupo. Lo difícil será darle un contenido y unos márgenes participativos. Responsabilidad que como ya veremos corresponde, en último caso, al Jefe de Grupo.

El canal que maor entrada da a la participación del adulto en el grupo es fundamentalmente a través de los Comités de grupo.

El Comité: justificación, importancia y cometidos

Este órgano importante del grupo está compuesto por un grupo reducido de personas interesadas en el desarrollo y vivencia del grupo. Su desarrollo vigente se encuentra contenido en los artículos 131 al 142 del P.O.R (Principios. Organización. Reglas).

Siendo el escultismo un método de educación complementario de la escuela y la familia,, es lógico que esté lo más unido posible a ambos. Sabiendo que los padres son los depositarios de la potestad de educar a sus hijos, es natural que se busque la mayor unión, ya que los jefes educan a sus muchachos por delegación expresa de sus padres. Es necesario, por tanto, que los adres participen y estén representados en un órgano del grupo a traes de los mienbros del Comité. ESte órgano va a tener un doble sentido, además del ya mencionado de representación de los padres, como es el de la colaboración y ayuda al grupo en aquellos aspectos no técnicos que más adelante se relacionan.

Com la composición del comité deberá adaptarse a las características del grupo. Los miembros será: Presidente, secretario, tesorero y tantos vocales como sean necesarios. El cometido de Presidente del comité corresponde al Jefe de Grupo, pero puede delegar en otro miembro del comité. Esta delegación no suele ser recomendable por los problemas que pueden derivarse de por la separación e funciones, ya que en definitiva el J.G. es el responsable máximo.

La adaptación del núemro de vocales que se indica, está justificada por la operatividad de los cometidos asignados a ss distintos miembros. Es decir, si existen cometidos, deben existir suficiente número de personas que los desarrollen. Pero no es recomendable ni que el trabajo a realizar exceda del número e vocales de forma que no puedan desarrollar su trabajo optimamente, ni tampoco que existan miembros del comité de forma nominal, es decir nombrados oficialmente pero que no tengan cometidos que realizar. Por ellos, tanto la dinámica como la composición del comité estarán en función del Grupo y especialmente del mismo comité. Al programar la ronda, el grupo deberá ver qué necesita del Comité y éste se cuestionará que está dispuesto a realizar. Una vez contestadas estas dos cuestiones vendría la distribución de cometidos que deberá adaptarse a ellos mediante la oportuna designación de los vocales correspondientes, bien por cometidos (de celebraciones, de actividades, de deportes, de realaciones públicas,...), por secciones (vocal de manada, ...) o soluciones intermedias. Es muy importante que los responsables del Comité (Presidente y Secretario especialmente) sepan dinamizar la vida de éste, tanto con la celebración de sesiones periódicas que ni sean tan frecuentes que lleguen a saturar a los miembros, ni tan espaciadas como para perder la conexión, como por la propia dinámica de las sesiones. Que las mismas sean ni excesivamente largas, por agotadoras, ni excesivamente formalistas. Procurando que, además de operativas, se llegue cuanto antes a unos resultados y conclusiones, sabiendo todos los miembros en cada momento sus obligaciones y derechos.

----

Cometidos. El cometido o finalidades del Comité, aun cuando no se pretente realizar una relación completa, está dividida en dos grandes parcelas:

Como órgano decisorio y de control

  • Cuidar de que se aplique correctamente el P.O.R.
  • Financiación, administración y control del presupuesto.
  • Control de las propiesdades del Grupo.
  • Controlar el cumplimiento de los programas.
  • Vigilar el comportamiento normal de los scouters.
  • Asumir por medio de una persona adecuada y de acuerdo con el C.Z. la dirección del grupo en caso que falte el J.G.

Como órgano de apoyo y ayuda al Grupo

  • Ayudar al J.G. en todas sus misiones no técnicas (propanga, relaciones públicas, permisos de acampadas, obtención de locales, material de actividade, ...)
  • Promocionar cnadidatos para nuevos scouters y ayudar a los jefes a encontrar instructores para materias especiales.
  • Facilitar el apoyo suficiente de forma que pueda asegurarse la participación y asistencia del grupo al campamento de verano.
  • Cuidar de los aspectos administrativos y urocráticos del grupo.
  • Mantener relaciones con padres y scouters del grupo.
  • Apoyar a las secciones en aquellas actividades que lo requieran.

----

Si desde el principio todos los miembros de los dos órganos de dirección más inportantes del grupo (Consejo y Comité) no están suficientemente claros, pueden crearse fricciones y tensiones que lejos de beneficiar al grupo pueden producir un frenazo e incluso retroceso en la su marcha. Y en ocasiones pueden producir problemas que amenacen la supervivencia y su futuro.

Se debe tener claro desde el primcipio que el comité no interviene en ningún sentido en la formación técnica de los muchachos. Este aspecto técnico corresponde en exclusiva a los scouters miembros del consejo.

Otro ascpecto a tener claro para unos y otros es el de considerar globalizadamente los cometidos del comité, ya que con frecuencia se cae en el error de considerar, por parte de unos, que los cometidos son sólo decisorios y de control, y por otros que son sólo cometidos de apoyo y ayuda al grupo. En este sentido, existen grupos que sólo consideran a su comité como un conjunto de personas que trabajan para resolver problemas logísticos, pero que ignoran sistematicamente cualquier indicación, iniciativa o recomendación expuesta por el Comité. Si se quiere que el Comité trabaje y ayude al grupo, debe respetarse, en la medida de lo posible, sus decisiones y hacerles ver que su inegración en el grupo no es unicamente para beneficiarse del trabajo aportado por los miembros del comité. Se evitaría la idea erronea pero frecuente del 'trabaja, pero calla'. En ese caso, antes o después los miembros del Comité se irán desencantando, perdiendo sus ganas de hacer dentro del grupo, ya que se les cosidera y se sienten utilizados.

En otro sentido, tambiésn existe el riesgo de que el Coité invada atribuciones que no le competen y que corresponden a la forma técnica de llevar las secciones y que de alguna forma presionan, cuestionan y controlan sistemática y directamente a los scouters de las seciones sobre la marcha de las mismas. El Jefe de cada sección sólo tiene como superior al Jefe de Grupo, y es éste el único que puede pedirle responsabilidades sobre su actuación y gestión. Todos los aspectos de control que antes de han enumerado, tendrían que plantearse y discutirse en las sesiones del Comité, y si procede, sería el Jefe de Grupo el que intervendría para corregir las deficiencias existentes.

El clima de unión, colaboración y conocimiento entre ambos debe ser tal que se procure evitar cualquier roce que perjudique la mrcha del grupo, en un ambiente de respeto por el trabajo que cada cual realiza en el grupo.

De cualquier forma, la normativa relativa a ambos órganos puede en determinados momentos no aparecer clara y con inevitables lagunas que no contemplen la problemática diaria de la marcha del grupo. Si se ve que esto ocurre con la frecuencia que lo aconseje, sería necesario la elaboración de un 'reglamento interno', aprobado por la Asamblea, que vaya regulando aquellos aspectos que a lo largo de la vida del grupo puedan crear mayor conflictividad, y muy especialmente en lo que se refiere a:

  • Mecanismos de presentación y aprobación de candidatos al Comité.
  • Duración de sus cargos.
  • Cometidos específicos, además de los regulados en el P.O.R.
  • Ceses y dimisiones.
  • Reuniones y dinámica de las mismas.

Es recomendable, además de lo anterior, la existencia de algunas reuniones conjuntas Consejo-Comité, especialmente para la elaboración de convivencias en forma de salidas informales al campo para propiciar una mayor unión entre todos.